LA MUSICA AMANSA A LAS FIERAS XI: “VOY A SER MAMA”

Pues nada, como tenía un rato de paz y tranquilidad me recosté en el sofá para ver el parte en la tele y me quedé algo traspuesto. La canícula estival es lo que tiene. La verdad  es que no me quedé dormido del todo, solo superficialmente, lo justo para ponerme a bucear en el desván de los recuerdos. Y mira tú por donde que caí  en la cuenta que yo antes escribía un blog con más o menos acierto y frecuencia. Si, era una movida de humor con personajes algo bizarros a los que les pasaban cosas, digamos que peculiares, creo…”La Sandalia del pescador “ se llama, si el señor de  internet no me ha quitado de en medio como hicieron los cabrones del facebook que me bloquearon la cuenta porque no se creían que existía un perpetrador llamado Sr. Sandalia. Pero que le vamos a hacer, la vida es asín (según la RAE ya se puede decir asín sin temor a equivocarte) no la he inventado yo.

Me levanté del sofá dando un salto mortal y me dirigí al ordenador para comprobar cuando fue la última vez que publiqué algo. No me refiero a algo bueno, me vale con la última mierda que se me ocurrió publicar, seguro que bajo los efectos de algún estupefaciente, necesario a todas luces para escribir estos truñacos.

Para mi sorpresa comprobé que  ya hace más de un año que no soy capaz de publicar nada, ni bueno, ni malo. La verdad es que haciendo un poco de memoria, la última publicación ya la tenía escrita hacía lo menos tres años…

  • Espera, espera un momento… ¿Qué me estás contando, qué no escribes nada en el blog, que lo tienes abandonado porque no se te ocurre nada? Pero si todo el mundo que te conoce sabe que acabas de salir de la cárcel…
  • Ehhh, bueno, yo no diría tanto…
  • Cómo que no dirías tanto, si te cascaron un año en el trullo por la manía esa tuya de oler a la gente, sin su permiso claro… No olvides que eras reincidente, o no te acuerdas las horas en servicio a la comunidad que tuviste que hacer limpiando culos en la residencia de ancianos “Atardecer en el Bosque” hace tres años por el mismo motivo?
  • Bueno, estooo…
  • Y si no escribías nada en el blog es porque los ordenadores del talego no dejan entrar en internet y porque los celadores, al igual que los vigilantes de seguridad, tienen muy poco sentido del humor y cada vez que intentabas escribir algo lo leían y te median el lomo por cansino y atorrante.
  • …A quién voy a engañar, la verdad es que si. Ya me lo decía mi madre:”Hijo mío, algún día la manía esa tuya de oler a la gente te va a traer complicaciones”. Pero que le voy a hacer si yo… Como decía la ínclita Maria Jiménez: “A quién no le han ofrecido perico por la calle y no lo acepta con total normalidad…” Pues eso, quién en alguna ocasión no ha tenido la irrefrenable necesidad de oler la silla de alguien que se acaba de levantar?
  • No te avergüences hombre, últimamente están entrando un montón de personajes conocidos en la cárcel por distintos motivos, cierto es que la mayoría son por delitos económicos y no por comportamientos desviados como el tuyo, pero bueno… Aclarado este extremo de tu ausencia de más de un año, continúa con las miserias que estabas contando.

Como iba diciendo, la última entrada que publiqué fue hace más de un año, pero ya la tenía escrita hace un montón. Independientemente de este ultimo año recluido en prisión de manera injusta por un delito que no cometí (en ningún momento se pudo probar que yo persiguiera desnudo a aquel señor de Zamora con la malsana intención de darle lo suyo y lo de su prima) llevo muchísimo tiempo sin escribir nada básicamente porque me quedé más yermo que la Puna. Mi sentido del humor y las ganas de escribir tontunas  me abandonaron una lluviosa mañana de mes de noviembre y aún espero su regreso como el segundo advenimiento de Jesús o parusía (como le dicen los enterados que ven el Canal Historia, o ¿era el Canal Cocina? Bueno, no sé, ahora no lo tengo muy claro).

Esto no puede quedar asín, pensé, después de quedarme traspuesto otra vez. Necesito sentirme útil de nuevo, servir de algo a esta sociedad. Necesito traer la alegría a los pocos seguidores del blog que tenía, si queda alguno vivo, claro. Como aquella chica pelirroja tan maja y tan monger, cómo se llamaba? O aquel que tocaba desnudo la guitarra en el metro de Alcorcón ciego de vino Cordovin, o aquel otro melenudo que iba en alpagatas  todo el año, o sin ir más lejos el Sr. Pústula Maligna, qué habrá sido de él?

A quién voy a engañar si esto no lo lee nadie. Pero bueno, ahora que me estoy emocionando con la posibilidad de escribir algo no me voy a quedar con las ganas.

Solo me queda elegir el tema y ponerme a escribir como si no hubiera mañana, aunque no se si seré capaz.

Durante un buen rato me estuve devanando los sesos para encontrar una buen relato que contar y caí en la cuenta que mi queridísima amiga, la Señorita Tetis, personaje muy recurrente en mi universo,  ha sido mamá recientemente.  Qué mejor manera que desearle mi enhorabuena y homenajearla que  dedicarle esta entrada del Blog.)

Después de mucho pensar, para que engañarnos ni cinco minutos porque luego me olvido de lo que estoy haciendo y termino sacudiéndome la sardina por costumbre, me acordé de una bonita canción de los 80´ (eran una puta mierda) que interpretaba el conocido dúo musico-vocal constituido por Pedro Almodóvar y su compañero sentimental por aquel entonces, creo, Fabio McNamara. La canción se titulaba “Voy a ser Mamá” que viene que ni pintada. Si no recuerdo mal, el tema de marrás era un sentido homenaje a todas aquellas mujeres que serán o han sido mamás recientemente, como es el caso de la Señorita Tetis…

Ahora es cuando pinchas sobre el enlace y escuchas la canción.

https://www.youtube.com/watch?v=2Kt-t0YxXRo

La verdad es que espíritu maternal, lo que se dice espíritu maternal estos dos pájaros tienen más bien poco.

Hombre, no voy a ser yo a estas alturas quien critique la canción, pero que quieres que te diga, a mi gusto deja un poco que desear. Siempre desde el respeto y teniendo en cuenta que es una dedicatoria para mi amiga.

En un primer lugar se puede apreciar claramente como en los 80´(que eran una puta mierda) estaba permitido todo a la hora de hacer canciones. A día de hoy no sé yo si se podría grabar sin tener problemas legales por algunos pequeños  detallitos.

Llamarle Lucifer y enseñarle a criticar a la criatura, teniendo en cuenta la canción, es meramente anecdótico, pero vestirlo de mujer, explotarlo,  incrustarlo contra la pared, enseñarle a vivir de la prostitución o enseñarle a matar, son hechos cuando menos reprochables. Yo diría más aún, la mayoría de estos hechos, si no todos, están tipificados como delito en el código penal. Corrupción de menores, maltrato, extorsión, explotación laboral y un montón más de cosas chungas. Lo que cualquier madre diligente desearía para sus hijos, vamos…

  • ¿A dónde?
  • ¿A dónde qué?
  • ¿A dónde vamos?
  • Es una forma de hablar…
  • Ah, vale entonces continua…

Almodóvar & MacNamara, ya sabéis lo mucho que os quiero, metafóricamente hablando, y no quisiera tener que ser yo quien os lo diga, pero yo de vosotros no me alegraría tanto de ser mamá con estas expectativas que tenéis respecto al pequeño Lucifer porque me da la impresión que los servicios sociales os lo van a quitar y para ser sinceros con razón, por malcriadoras y mamarrachas.

Además, para ser objetivo, la canción en si, no se sostiene biológicamente hablando porque se me antoja harto difícil que ninguno de estos dos tunantes puedan ser madre alguna vez. Si eso Pedro con los adelantos de la ciencia, y esas anchas caderas que dios le ha dado, quizá y solo quizá podría alumbrar un churumbel, pero me da en la nariz que ya está algo mayor y ya se le pasó el arroz hace tiempo. Posiblemente también se le hayan pasado las ganas de ser mamá, aunque nunca se sabe.

Lo que más me sorprende es que esta canción es un alegato contra el aborto, aunque luego quieran dar al chiquillo una educación más bien poco católica. Ya se sabe lo contradictoria y perra que puede llegar a ser la vida.

No todo va a ser malo porque con el paso del tiempo parece ser que estos dos se reformaron un poco. Uno de ellos se dedicó a hacer cine como realizador de películas inolvidables como aquella que Carmen Maura hacía de transexual lesbiana, o aquella otra en la que Gael García Bernal hacía de transexual o en la otra que Antonia San Juan hacía de transexual…Incluso llegó a ganar el Oscar en más de una ocasión. A mi la verdad es que al principio sus películas me hacían gracia, pero ahora hace unos truñacos que pa qué. Si me dan a elegir entre ver su última película y la última de Isabel Croixet…prefiero la muerte. No te digo nada y te lo digo todo

El otro, después de una azarosa y tormentosa vida, vio la luz y ahora se dedica a  pintar obras de arte con más o menos fortuna, muchas de ellas de caracter religioso…Vivir para ver.

En resumidas cuentas, en una escala del 0 al 10, cuando 0 equivale a puta mierda y 10 equivale a obra maestra no tengo muy claro que nota le daría, básicamente por no ser cómplice de esta aberración. No seré yo quien no reconozca que la música es pegadiza y muy alegre, pero la letra, para que engañarnos, es algo desafortunada. Podían haber elegido amor de madre, pero eligieron terrorismo, destrucción y kaos…

Voy a ser mama

Sobre estas lines una obra pintada a mano, que tiene su merito, por el maravilloso Fabio MacNamara.

P.D.Tambien quiero desear mi enhorabuena a mi amigo Viti que hace poco también fue mamá.

Aquí teneis otro video de una actuación de Almodovar & MacNamara en “La edad de Oro” Menudas mamarrachas…me encantan.

Y aquí una entrevista en el mismo pograma de mucha risa…

Por cierto, por si a alguien le interesa, próximamente voy a comenzar a publicar mis tontunas de manera habitual. Hasta pronto.


DE LA SERIE LOS 80´ERAN UNA PUTA MIERDA: “EL MURO Y LA VERGÜENZA AJENA””

Como me gusta ver el canal de Historia por las tardes después de merendar!!! El otro día sin ir más lejos me disponía a ver un documental de esos que echan últimamente sobre extraterrestres en los que sale gente un tanto rara de universidades que nadie conoce y con un aspecto sumamente desagradable hablando de abducciones alienígenas, fines del mundo,  teorías absurdas sobre antiguos astronautas y todas esas mierdas  y  para mi sorpresa me ponen un documental de la II guerra mundial con todo lo que me interesa ese tema. Según un reciente estudio realizado por mi padre,  estoy considerado como uno de los mejores historiadores amateur de esa época concreta del siglo XX. En pocas palabras,  el documental trataba sobre el  setenta y pico  aniversario del desembarco de no sé dónde…La cosa es que luego me dio por pensar en la guerra, que es muy perra, y sus consecuencias y recordé un video que se me grabó a fuego en el cerebro.

Recordemos que terminada la II Guerra Mundial,  rusos y americanos (aliados partir de ahora) tuvieron a bien repartirse media Alemania para cada uno. De Berlín pa cá, pa mí y de Berlín pa llá, pa ti.

Mientras en un lado estaban muy contentos con el capitalismo y ataban los perros con longaniza (vente a Alemania Pepe) en el otro lado abrazaban el comunismo y no les iba del todo bien, más bien lo contrario. Como los que vivían en la zona comunissta les molaba más el otro lado cruzaban la frontera hasta la hartura con cualquier pretexto: que si se me cayó el balón, que si vengo ahora que voy a hacer un recado, que si voy a ver a mi tía Paquiten…Pues bien, los que mandaban en ese lado llegaron a la conclusión de que o cerraban la frontera en condiciones o no iba a quedar nadie con quien practicar el comunissmo mal entendido, como posteriormente ocurrió. Suele pasar que a los dirigentes de los países con gobiernos totalitarios no les hace mucha gracia que se les marche la gente, básicamente porque no queda nadie a quien putear. Ante semejante situación, un tal Walter Ulbricht, Jefe de estado de la República Democrática Alemana (desde ahora R.D.A) mandó construir un práctico a la par que bonito muro para que no se marchara nadie más, y por si acaso ordenó rodearlo todo de minas, alambre de espino y pinchos muy grandes con la malsana intención de producir la muerte o algo peor a quien osase acercarse al muro de los cojones con el propósito de acojonar a todo aquel que pretendiese saltarlo. También pusieron un montón de soldados con sus respectivas metralletas desando salud al personal.  En un principio iban a poner flores, pero luego decidieron que mejor ponían bombas que dan más risa. De todo el mundo es bien conocido el sentido del humor de los alemanes en general y de los de la R.D.A. en particular…

¿Te preguntaras dónde quiero llegar con toda esta información de mierda?, pues bien, a finales de la década de los ochenta los países de la órbita soviética incluida la madre Rusia con Mijaíl Gorbachov a la cabeza comenzaron a venirse un poco abajo y  a los alemanes del este se le hincharon los huevos con el muro de marras y decidieron mandarlo a tomarporculo. Hasta ahí todo correcto, pero para celebrar este hecho histórico alguien tenía que cantar a la libertad del oprimido pueblo germano. Mira tú que no había grupos importantes para esa fecha histórica como por ejemplo Queen, U2, AC/DC, Monano y su Banda…etc. Pero el elegido para tal evento no fue otro que el ínclito  David Hasselhoff.  No digo que el bueno de David no pueda inaugurar un supermercado, una tienda de chinos o un  Bar Puti pero a quién coño se le ocurrió invitarle a cantar “I´m a Loocking for a Freedom” para dar la bienvenida a los hermanos de la RDA.  No me creo que tenga los santos cojones de ver lio, subirse a una grúa y ponerse a cantar a grito pelao ataviado con una cazadora de cuero con bombillas que se encienden y se apagan, que se encienden y se apagan con la que se puede aterrizar un boeing 747 él solo sin que nadie le invite. Incluida una horrorosa bufanda de teclas de piano que tampoco tiene desperdicio. Seamos sinceros, no digo que el fulano no sea conocido, que lo es, no en vano protagonizó varias de las series con más éxito de la época como, el Coche Fantástico, Los Vigilantes de la Playa, Los Vigilantes de la Noche, y un video que le grabaron sus hijas todo pedo comiendo una hamburguesa, que daba una vergüenza ajena que pa qué.

Que conste que no tengo nada en contra de David Hasselhoff, todo lo contrario, me declaro fan incondicional del hombre que no existe dentro de un mundo lleno de peligros, un joven? solitario embarcado en una cruzada para salvar la causa de los inocentes, los indefensos, los débiles, dentro de un mundo de criminales que operan al margen de la ley. Ah, claro, ahora caigo, con lo de los inocentes, indefensos y débiles se refiere a  los pobres alemanes bigotones de la RDA y los que actúan al margen de la ley eran el  Walter Ulbricht, Erich Honecker y toda esa panda de cabrones que gobernó en la RDA.

 Mira tú por donde todo cobra sentido y el que estaba cantando sobre una grúa era Michael Knight. Me caigo muerta en la bañera, esto lo justifica todo, no podría haber otra persona que interpretara tal himno a la libertad que este prominente actor y músico a partes iguales. Lo que da un poco de lastima son los pobres alemanes que saltan el muro tan contentos y se encuentran semejante cuadro, que si te fijas bien incluso hay alguno que viendo el percal se da la vuelta y todo. Y para ser sincero que hay más bonito que la sonrisa de un alemán de poblado bigote de la RDA.

En resumidas cuentas el muro de marras era una putada y que te cante David Hasselhoff para darte la bienvenida…ni te cuento.

AHORA ABRES ESTE ENLACE Y VES LO QUE TE CUENTO, QUE NO ME INVENTO NÁ, OYES…

https://www.youtube.com/watch?v=0zXiClnK8oE

wpid-david-hasselhoff

 


DIARIO DE UN CRETINO (EL CROWDFUNDING)

En la plataforma de CROWDFUNDING para libros en la que todos ganan de una página web de cuyo nombre no me quiero acordar, no llegué a buen puerto y de los 2000€ que tenía que recaudar solo conseguí 300€ de los cuales 100€ los había puesto yo. Por suerte me devolvieron el dinero, a mí y  a todos los que aportaron su grano de arena, a los que estoy muy agradecido. Pero que se le va a hacer  el libro “14 Historias de mierda y un cuento de Navidad” se quedará para siempre en el baúl de las ilusiones rotas y tal. Pero bueno como soy un hombre de recursos se me ocurrió una idea, aunque sea un poco de lío. Si amigos, a rey muerto rey puesto. Ahora solo pienso en autofinanciarme otro texto del que estoy muy orgulloso y que es de mucha risa, o eso me han dicho. La idea es hacer un CROWDFUNDING de andar por casa. Para poder editar este libro necesito 300€. Podría ponerlos yo, pero me gustaría  hacer algo compartido con la gente que ha leído mis historias desde hace tiempo. (Lo cierto es que mi mujer no me deja, está en contra de la cultura o algo así) En resumidas cuentas para llegar a esos 300€ necesito la aportación de todos aquellos que quieran participar en el histórico evento de la edición de “Diario de un cretino”.

Las condiciones son las siguientes:

          1. Por 10 € apareces en los créditos del libro+ Un libro dedicado personalmente por el autor. O sea yo mismo.
          2. Por 20 € además de aparecer en los créditos, aparecerás como un personaje del libro + Un libro dedicado personalmente por el autor. O sea yo mismo. Si tu opción es esta debes decirme por que nombre quieres aparecer.
          3. Una vez conseguida la cantidad mínima y editado el libro comenzaré a enviar los libros sin gastos añadidos.
          4. La forma de hacer el pago es muy sencillo. A través de la página web de todocoleccion.net. O en los enlaces:
          5. http://www.todocoleccion.net/libros/diario-un-cretino~x55710456 (10€)

http://www.todocoleccion.net/libros-antiguos/diario-un-cretino~x55807549  (20€)

 

  1. Yo pondré el libro como que existe. Cuando llegue a la cantidad fijada lo edito y lo envío. No hay problema, lo voy a editar de todas formas por lo que si no llego a la cantidad mínima pongo yo de mi bolsillo el dinero que falte.(Sin que se entere mi mujer, claro está)
  2. El relato no es muy largo, sobre unas 40 paginas, por lo que se lee del tirón y te echas unas risas.
  3. En principio voy a hacer una tirada de 50 libros…Te lo vas a perder?

GRACIAS POR TU APORTACIÓN…

AGRADECIMIENTOS:

Laura, Mayte y Luis.

Irene Ordaz de Torres/ Airin Takanawa/ Señorita Tetis.

Graciela Posada.

 

 

 


EVARISTA CANTAMAL, MENUDA CALAMIDAD…

Hay mujeres que tocan y curan, que besan y matan. Hay mujeres que ni cuando mienten dicen la verdad. Hay mujeres que explotan secretas estancias del alma. Hay mujeres que empiezan la guerra firmando la paz. Hay mujeres capaces de hacerme perder la cabeza. Hay mujeres consuelo, mujeres fatal. Así es ella…Si cogieras una gran coctelera, muy grande, y metieras a Marie Curie, Juana de Arco, Matahari, Carmen de Mairena y Richard Bulton…no sé qué coño saldría, pero seguro que sería lo más parecido a esa mujer, esa mujer me mata.
Evarista Cantamal nació un lunes de pascua después de los dolores, aunque no se sabe muy bien su procedencia, como Cristóbal Colón, hay quien piensa que nació en Tegucigalpa, otros en Matapolculo de Liebana, incluso los más osados consideran que ella fue a nacer en una fría sala de hospital de Berga, bonita localidad de la provincia de Barcelona.
Hija del comandante Cantamal, fallecido durante la II Guerra Mundial a manos de sus hombres cuando volaban sobre Machogrande para llevar a cabo una misión supersecreta que consistía en salir a las 6:00 hora zulú, ir a Burjasot a bombardear un depósito de suministros y regresar al alba, al alba. Volarían bajo para burlar el radar. No pudo contar más porque como he dicho era una misión supersecreta del copón.
Lo cierto es que su padre era un poco bujarrilla y durante el vuelo acosó y le metió mano a todos y cada uno de los miembros de la tripulación, incluido el piloto automático. Hartos de esta situación los soldados decidieron amotinarse o como se diga en un avión y tirarlo por el hueco de las bombas. Sus últimas palabras fueron: ”me las pagareis cabroneeeeeees”. Su mujer, embarazada de 8 meses por aquella época, dio a luz a una preciosa niña con el pelo rojo como el fuego al que puso de nombre Evarista en homenaje a un antepasado suyo que murió en las guerras del Peloponeso o algo así. Nada más lejos de la realidad, se lo puso porque así Evaristo se llamaba el lechero que le traía el género a casa todas las mañanas y la ponía mirando a Michigan mientras Cantamal se iba por ahí de misión supersecreta.
Fueron pasando los años y la joven huérfana de padre fue creciendo y haciéndose una rebelde sin causa de tomo y lomo. Recién cumplidos los 12 años se fugó de casa y se puso a trabajar de funambulista en el circo de Ángel Cristo del cual se enamoró perdidamente. Aunque él pequeño e intrépido domador solo tenía ojos para Ramona la mujer barbuda de dos chuminos, pero esa es otra historia. Después de este primer revés sentimental desempeñó los más variopintos oficios para ganarse el pan con el sudor de su culo. Durante un largo periodo de su vida hasta la mayoría de edad trabajó como palanganera en un puticlú de la carretera de la Coruña, pocera de fosas septicas, mamporrera en el palacio de la Zarzuela, barrendera municipal y un largo etcétera de oficios y/o ocupaciones de lo más bizarro, humillante y relacionado con heces, pus, esmegma y demás gocherio. Pero las cosas del destino y gracias a su esbelta figura y a unos pechos que desafiaban a la ley de la gravedad acabó como bedette en el Teatro Chino de Manolita Chen donde fue descubierta por un cazatalentos sin escrúpulos que le ofreció el oro y el moro. El muy tunante que se la quería zumbar a toda costa la introdujo en el mundo de la televisión y así fue como apareció en series de gran fama en los años 70 y 80. Es memorable su papel de novia del Algarrobo en un capítulo de Curro Jiménez o novia de Pancho en Verano Azul o novia de alguien en Los Gozos y las Sombras o en Lleno Por Favor, aunque por alguna razón al final nunca se emitieron los capítulos donde ella aparecía. Yo, dios me libre , no es por malmeter pero creo que su representante no era representante ni ná y se inventaba movidas raras para llevarla al catre cosa que no queda claro si sucedió o no. Pero como se suele decir, quien la sigue la consigue y a mediados de los 90 fue contratada para participar en la exitosa serie “Médico de familia”. No se sabe si por agradar o por que la chica es un poco escasa, la lio parda como era de esperar. En el capítulo, donde aparecía, hacía de novia adolescente de Chechu, el gordito y sandunguero que te daba ganas de destruirlo con solo mirarlo. Pero dicho capítulo tampoco se llegó a emitir nunca porque Evarista se dedicó a enseñar las tetas en todas y cada una de las escenas sin venir a cuento y sin exigencias del guión. Para más inri, tuvo un tórrido romance con cópula incluida con el Dr. Martin, el abuelo Manolo, Poli, Marcial incluso con la Juani, todos al mismo tiempo y lugar. Al final del capítulo los tiraba a todos por la ventana. Mediante engañifas o a punta de pistola los acercaba a la ventana y hala, a tomar por culo, los arrojaba al vacío sin ninguna conmiseración. Por este hecho delictivo estuvo en busca y captura una buena temporada hasta que la detuvieron y la recluyeron en un correccional para señoritas un poco perracas del que no tardó en huir tras forzar la puerta y al apuesto conserje, llamado Jesús por poner un nombre al azar y tal.
Después de este tumultuoso devenir de los acontecimientos se fue a vivir de squater en un piso abandonado de Moratalaz, si no has estado allí no has visto el paraíso terrenal.
Durante dos días retuvo allí a dos testigos de heova a los que les dio tanto la chapa con sus movidas que llegaron a suplicar que les dejase marchar o que les sacrificase. Al final les dejó ir y en ese preciso instante tuvo una gran revelación. Ávida de emociones nuevas fundó la secta “Dinero, Sexo, Dinero, Sexo”. Aunque no estaban claras sus intenciones durante una buena temporada se dedicó a chingar y a estafar a cuantos incautos/incautas cayeron en sus redes.
Una vez desarticulada su secta por la guardia civil de Barbate cambió su identidad por la de Evarista Cantabien y consiguió trabajo eventual como azafata del programa “La 5ª Marcha” de Tele 5 donde se insinuó a Jesús Vázquez, pero nada, no hubo manera. Al final se tuvo que conformar con Kike Supermix, con quién tuvo una relación estable que no acabó en boda porque el disjokey se hizo mormón y se fue a dar la brasa por esos mundos de dios con sus movidas mormonas. Después de la abrupta ruptura sentimental con el bueno de kike se refugió en los brazos de Monchito, el muñeco de José Luis Moreno, con quién tuvo contacto carnal y cartonpiedral pero le engaño con Macario que a su vez engañó con Rokefeler, menuda fresca la Evarista. José Coronado también sucumbió a sus encantos, así como Lorenzo Lamas, Bertín Osborne, Arroyuelo y Pozuelón y Torrebruno del que guarda un grato recuerdo y unos calzoncillos más tiesos que la mojama.
Evarista no encontraba su sitio y harta de tanto vaivén emocional decidió dejarlo todo y cual Telma y Luis se lanzó a la aventura. Pronto descubrió que el sexo sin amor te llena momentáneamente a nivel físico pero te deja un gran vacío espiritual. Poco después ingreso en un convento de carmelitas descalzas y allí permaneció durante una larga temporada. Trascurridos 10 minutos se cansó y se fue cansada del voto de pobreza, el de celibato el de silencio y el voto por correo.
Posteriormente se dedicó a librar batallas perdidas y así fue como se hizo con la totalidad de las acciones del conocido equipo de futbol Atletico Matapolculo de Liébana SAD y evitó su desaparición. No está claro de dónde sacó el dinero pero se rumorea que tuvo sus más y sus menos con Michael Douglas al que engañó para sacarle los cuartos, que dicho sea de paso no debe ser muy complicado.
Con el equipo en un estado calamitoso y en 3ª regional realizó una apuesta muy arriesgada y contrató con engaños y embelecos al reputado entrenador Rafael Corega Cerdán. Éste, conocedor del mundo del futbol profesional y con innumerables contactos aconsejó la contratación de un nutrido grupo de futbolistas que llevarían al Mata, como lo denominan sus aficionados, a la gloria.
En una semana contrato a Dennis Mur, la perla del Alcoyano. Arturo y Felipe, dos jóvenes estrellas emergentes de la cantera del Real Valladolid que habían echado por dar positivo en todos los controles antidoping que les habían hecho desde infantiles. Como estaban sancionados a perpetuidad Evarista les convenció para un cambio de identidad, y tras la operación de cirugía estética reaparecieron con los nombres de Mafrune y Perrunilla. También fichó a Diego Pirri, excepcional delantero procedente del Unión Popular de Logroño, o era la Frente Popular Logroñes, no lo tengo claro, de algún equipo de Logroño o alrededores. Eso sí, el guacho no hacía más que meter. También ficho a Chubi Pirri, un familiar lejano de Diego que era bajito pero le daba al balón como los ángeles de San Rafael, menudo pájaro.
Para completar el cuadro técnico contrató al Dr. Pústula como jefe de los servicios médicos y a Airin Telefunken, Ruthembaker y la señorita Réproba como masajistas cachondas. El resto del equipo estaba compuesto por ex presidiarios, proxenetas, hampones, gente de mal vivir y viejas glorias del futbol castellano-manchego. Ni que decir tiene que no ganaron ni un puto partido y el equipo desapareció a la semana siguiente sin jugar la chanpions ligue ni ná.
La vida de la digamos poco afortunada Evarista continuó por derroteros calamitosos hasta que una noche en un pueblo con mar, después de un concierto conoció al amor de su vida. Él era hermoso y rubio como la cerveza, tenía el pecho tatuado con un corazón, y en su voz amarga, había la tristeza doliente y cansada del acordeón. Él le dijo:
– Hola, vaya culo…
A lo que ella contesto:
– Pues anda que el tuyo…
Y así amigos míos conoció el amor verdadero. Ahora vive junto a su amado, cuyo nombre desconozco, en una bonita cabaña de los Apalaches y cada mañana para demostrarle su adoración le interpreta con su organillo una bonita melodía que canta: “Estoy sintiendo tu perfume embriagador, y tus palabras susurrar a media voz y soy feliz al comprender, que está llamando a tu puerta el amor. Por eso hoy mi mundo es amanecer de nuevo sol…”
Ella se hace la dormida mientras canta y luego hacen el amor hasta bien entrado el medio día que paran para almorzar lacón con grelos y seguir dándole al tema. Si esto no es amor que baje dios y lo vea. FIN


LA OCASION LA PINTAN CALVA…

escanear0001

PROLOGO

¿Qué es lasandaliadelpescador?

La Sandalia del Pesador, amig@ mi@, no existe, es solo fruto de tu imaginación. Ahora mismo creerás que estás leyendo ésto pero efectivamente y no. Fíjate bien, en este preciso instante estás sentad@ en el vater haciendo caca con un bote de gel en la mano ojeando la etiqueta para conocer su composición: Aqua, Sodium Laureth Sulfate, Cocamide…etc. Te preguntarás si es cierto, no lo sé. Lo que si sé, es que si has llegado hasta aquí, quiere decir que tienes mucho tiempo libre. Si te gusta me alegro, si no te gusta también me alegro (así soy yo, no tengo criterio).
En un principio el blog Lasandaliadelpescador era un ente bicéfalo (con dos cabezas) pero una fría mañana de Noviembre uno de los falos se quedó más yermo que la Puna. No era capaz ni de hacer una chuscada sobre el papa y eso era preocupante. Lo llevamos al ambulatorio y allí nos dieron la fatal noticia…llevaba en coma desde lo doce años. ! Qué desgracia por dios! Desesperado me dediqué a vagar por las calles alimentándome únicamente de gusanitos de grefusa y bebiendo licor del polo. Hoy, rehabilitado, cuento ansioso los días que me quedan para depilarme las ingles a la brasileña y escribo algunas cosillas para entretenerme.
Si algún día la otra mitad de La Sandalia del Pescador regresa a casa lo recibiré con júbilo y gozoso como cuando Jesucristo (mi mejor amigo) entró en no sé dónde a lomos de un burro (creo) y todos le recibieron dando palmas (o algo así).

El dibujo es por cortesía de Alejandro Viña

CAPITULO I

El Sr. Cretino se levantó temprano como era costumbre, no se duchó como también era habitual, total que importaba, él no olía ni bien ni mal eso era para la chusma, para los perdedores. Él era un gran tipo, todo un ganador, estaba por encima de esas cosas, además, antes de salir de casa se echaría unas gotas de su colonia “Eau du Ort” que enmascararía cualquier olor corporal por desagradable que este fuera. Se puso su polo favorito, ese que tanto le favorece con las marcas del nivel de sudor en los sobacos todavía visibles del día anterior, sus pantalones vaqueros marca Tex y sus mocasines del mercadillo robados mediante el sistema consistente en llevarse los nuevos dejando los suyos usados. Estaba preparado para comerse el mundo como cada mañana. Desayunó un buen tazón de gallinaza para recargar energías y afrontar con garantías de éxito su dura jornada laboral haciendo lo que sea a lo que se dedique. Se sentía orgulloso, hoy volvería a juntarse con todos los desgraciados que tienen por suerte disfrutar de su mera presencia y de su inteligencia superior a la media. Antes de salir de su casa se aliso sus grasientos cabellos y se colocó sus lentes de ver borroso por toda la suciedad que se acumulaba en los cristales. Como era hábito, salió de manera sigilosa, no fuera que se encontrara con su casero al que debe varios meses de alquiler. El Sr. Cretino no tiene problemas económicos, pero si no paga se ahorra un dinero que es directamente proporcional al dinero que dejan de ahorrar todas aquellas personas que le prestan algún tipo de servicio o colaboración. Al final no le queda más remedio que pagar, lo que él llama despiste, cualquiera denominaría caradura, pero que le vamos a hacer, él es así. Con su mugrienta gabardina y su pelo churretoso sale a la calle a buscarse la vida….


CUARTO ANIVERSARIO DE LASANDALIADELPESCADOR (Por dios, que alguien me ejecute)

Pues nada, que resulta que hoy se cumple el cuarto aniversario de “Lasandaliadel pescador” y su perpetrador no da señales de vida humana ni ná. La verdad es que este año no he publicado nada, ni bueno ni malo, sino todo lo contrario. Y no es que no quisiera continuar con mis chanzas y mis chuflas pero es que tengo el cerebro en barbecho esperando que salga algo y no hay manera oyes… A la desesperada intenté publicar un libro con los mejores textos, si es que había uno fuera susceptible de ser publicado, pero como todos eran igual de malos los metí todos, pero para ello necesitaba llegar a 2000€ y llegué malamente a 300€ por lo cual me quedé compuesto y sin libro, del que por razones obvias no he venido a hablar. Por lo general ha sido un año lo suficientemente malo como para sentirme como el gato de Schrödinger. No tenía muy claro si estaba si vivo o no, anímicamente hablando, claro está. Para ser sincero el Schödinger era un científico, por que negarlo, muy cabrón que en vez de hacer experimentos imaginarios con un pobre gato indefenso y putearlo a tope, los podía hacer con su padre, pero esa es otra historia.

Algo que me alegró la existencia durante este año fue reencontrarme con un viejo amigo con el que compartí buenos momentos de mi juventud haciendo programas de radio y tocando en una banda de rock. De este reencuentro conseguí grabaciones de alguna actuación que creí perdidas para siempre y algún que otro guión de los programas de radio, constitutivos de delito a día de hoy. Para ser originales llamamos al grupo y al programa de la misma forma “Onda Expansiva”. Y para dar muestra de ello y celebrar el aniversario a continuación os presento una canción y el guión de un consultorio sexológico para adolescentes del tipo “Nuevo Vale” o “Super Pop” que se titulaba: ”Consultorio sexológico para adolescentes con problemas típicos de la edad SUPER OI!” En el cual jóvenes planteaban sus poblemas a nuestros colaboradores el Profesor Killtanos, la Doctora Picamelañocla y el lisensiado Mariano Gayola.
Espero que este año sea algo mejor y me dé por publicar algo, aunque sea malo…
P.D: Todavía podéis apoyar la publicación del libro de textos que lleva por título: “14 HISTORIAS DE MIERDA Y UN CUENTO DE NAVIDAD”14 historias de mierda y un cuento de Navidad

http://pentian.com/book/fund/1449

ONDA EXPANSIVA

Estos son dos guiones del pograma de radio, hay que tener en cuenta que son de 1987 a día de hoy si sales en la radio contando cosas por el estilo, te meten preso o algo peor…

escanear0003

escanear0004

 

Si alguien, que no esté con sus facultades mentales en buen estado, quiere leer más guiones, no tiene más que decirlo…

 

 


GENARO MALATESTA PRESENTA: “14 HISTORIAS DE MIERDA Y UN CUENTO DE NAVIDAD”

Genaro Malatesta presenta su último libro de relatos cortos “14 Historias de mierda y un cuenta de navidad”. A la multitudinaria presentación acudió prensa especializada de medios como Intereconomía, Rock de luxe, La farola y el catalogo de ofertas del Lidl. malatesta no defraudó y acudió completamente borracho y desnudo de cintura para abajo…

Ver para creer.14 historias de mierda y un cuento de Navidad

Si te interesa el libro y quieres comprarlo y/o participar en él como mecenas pincha en este enlace:

http://pentian.com/book/fund/1449

HASTA EL MOMENTO AGRADEZCO SU COLABORACIÓN DESINTERESADA A:

IRENE ORDAZ

MARC MANZANO

DAVID SANCHEZ

JAPON YON

GRACIELA POSADA

RAFA ALVAREZ-BALBUENA

LAURA, LUIS Y MAYTE

Pero te preguntarás quíen es Genaro Malatesta, pues bien, Genaro Malatesta es L’enfant terrible de la literatura actual en la lengua de Cervantes. Escritor de la ruindad, observador sordo y ciego de lo mezquino, poeta ruin del estercolero, la quintaesencia de lo vulgar y chabacano. Interpreta como nadie el lumpen de la sociedad y la decadencia del ser humano. Alcohólico desde los seis años, siempre va más pedo que Alfredo. (Se bebe hasta el agua de fregar porque las burbujas del mistol le dan gustico). En sus obras saca siempre lo peor de las personas, animales o cosas. Si describe momentos bonitos como un atardecer en la playa, una procesión de semana santa en Barbate o incluso una boda real entre un príncipe heredero y su padre, siempre lo estropea añadiendo algo bizarro o sórdido, generalmente relacionado con la caca.
Desde muy temprana edad se aficionó a oler a la gente, lo que le ocasiono más de un severo problema con la justicia.
Durante su breve paso por la cárcel, a causa de esa manía suya de olisquearle el culo a los viandantes, escribió “Los hemanos Cacamazof”. Lo que para la crítica es su obra maestra, para el gran público no deja de ser una puta mierda como todas sus otros libros. En esta novela de 3000 páginas narra las andanzas de dos hermanos, Fiodor y Dimitri, que huyen de la Unión Sovietica a través de un túnel que hacen con sus propias manos que va desde San Petersburgo hasta Albacete. Una vez descubierto el pasadizo por el KGB, son perseguidos por José Stalin en persona, desnudo de cintura para abajo. Para que no les encuentren y les repatrien de nuevo a la madre Rusia, se trasladan a vivir a Don Benito y allí comienzan una nueva vida haciendo lo que más les gusta, que no es otra cosa que tirar gente por las ventanas.
Su segunda novela publicada, de la que vendió cuatro copias, “El hielo mató a mi amor”, basada en hechos reales, cuenta el amor verdadero de una pareja en Suecia durante la guerra de los cien años entre los alicantinos y los snorkels. La señorita Seabottom y Guildenstern, uno de cada bando de los contendientes, se conocen y enamoran en el campo de batalla, pero su amor es imposible. Cuando termina la guerra se encuentran en un discreto café de Estocolmo e inician una bonita relación amorosa, pero al salir de esa cafetería, ella muere al caerle un excremento congelado de perro en la testa. Él jura venganza y se dedica a asesinar a todos aquellos que tengan un perro con capacidad suficiente de hacer un zurullo que sea susceptible de matar a una persona humana. En este caso a una bella señorita. Desde la publicación de esta novela, las autoridades suecas le han prohibido la entrada a su país bajo ningún concepto. Parece ser que las descripción de los paisajes de este bello país nórdico, está un poco distorsionada. Malatesta no puede hacernos creer que Estocolmo está lleno de deposiciones, heces y gallinaza por doquier.GENARO MALATESTA
Superada la decepción de su anterior libro, recibió el premio planeta de manos de su tía Paquita por la obra “Amor entre mendigos” donde narra el romance entre Klaus y Otto, dos indigentes alemanes que se conocen en la cola de la cocina económica y se enamoran perdidamente. Durante un largo espacio de tiempo viven un tórrido romance entre cartones bajo de un puente. Juntos, Don Simón para dos, fumando una colilla a medias. Todo parece ir bien hasta que Klaus muere de cirrosis la mañana siguiente de haberse conocido. Otto, para olvidar al gran amor de su vida, se traslada a vivir a una bonita población pacense donde dos rusos locos lo tiran por la ventana desde un octavo. Otto va al cielo de los mendigos y allí se reúne con su amado Klaus. Está novela está considerada como la obra cumbre del realismo fantástico degenerado, uno de los estilos literarios más utilizados en la actualidad.
Malatesta además de ser un prolífico escritor de novelas de éxito, ha colaborado con numerosas revistas literarias como: “la farola” o “el catalogo de ofertas del carrefur”, sin olvidarnos del “Don Miki”.
Corre el rumor en los mentideros literarios que Genaro Malatesta es serio candidato a recibir el premio nobel de literatura, aunque conociendo su relación con la corona sueca que también aparece mal parada en su novela, se lo van a dar por los cojones. Mientras tanto, enfundado en su traje de licra azul, se pasea orgulloso por Tomelloso, lugar donde reside actualmente junto a un centollo gallego llamado Pincitas Maclur, con quien mantiene una relación sentimental estable desde hace varios años y con quien tiene pensado contraer nupcias próximamente. No descartan tener descendencia.

Podemos observar la fotografía de Malatesta que ilustra la contraportada de su anterior novela “Así habló Cagarruta”. En este libraco de 18.000 paginas narra las aventuras y desventuras de un viejo chiflado que habla sin parar y vive desnudo subido a un árbol. cacafuti1
En la otra imagen aparece la noticia que leyó en un diario sueco y que le sirvió de inspiración para su novela “El hielo mató a mi amor”.


LA MUSICA AMANSA A LAS FIERAS X: MEDIA PERSONA

Hace unos días estaba hablando de lo divino y de lo humano con mi amiga imaginaria la loca del pelo rojo (crazy red hair) cuando en un momento dado de la conversación sentencié: “…esa es la historia de mi vida.” Nada más pronunciar esa frase, ante mí se abrió un vórtice que me absorbió violentamente y a través de un agujero de gusano, burlando las leyes de espacio-tiempo, aparecí en 1987.
Allí estaba de nuevo en el instituto rodeado de gente con su aspecto lozano de aquella época, no como ahora, que para ser sincero, hay que ver como se estropean los cuerpos…oyes. Pero que había sucedido, por qué estaba otra vez en aquel sórdido lugar olvidado en el desván de mi cerebro? Aquella noche había cenado un revuelto de setas, sería posible que me hubiese equivocado y echara con los boletus el peyote que tenía reservado para una ocasión especial? Quiero confesar que soy un desastre y este tipo de cosas siempre me pasa por guardar los psicotrópicos en el armario de la cocina. Pero eso no fue lo sucedido, porque el peyote seguía en su sitio. Lo que había ocurrido era algo más profundo, casi místico. Al decir la frase “…eso es la historia de mi vida.” vinieron a mi mente recuerdos de épocas pretéritas, no sé si mejores o peores, pero pretéritas a tope. Pues bien, no se si sabrás que esa frase forma parte del estribillo de una canción de los Smiths, más concretamente “Half a Person”. Por alguna razón, que desconozco, escuchar a los Smith me recuerda al instituto y eso que a mi por aquella época me gustaban más bien poco, para ser más concreto no me gustaban nada en absoluto.
Cuando iba al insti, los que oían a los Smiths eran gente sensible, muy aseada que olía a limpio, leía poesía, aprobaba todas las asignaturas con buenas notas y se tocaban más bien poco. No como los especímenes como yo, descrito por una maestra en una tutoría con mi padre literalmente como un neanderthal. Por aquella época no digo que no tuviera cierta gracia porque hombre, la verdad es que con 15 años un poco cafre si era y que me gustara dibujar cosas en las paredes tampoco era tan malo, pero con el paso del tiempo sinceramente no me hace ni puta gracia, Yabadabadú.
Como iba diciendo, los que no teníamos el oído y el gusto refinado para escuchar a los Smiths eramos unos gañanazos que pasábamos el tiempo oyendo a Barón Rojo o similar, bebiendo litronas de Skol a morro, fumando trujas sueltos, zurrándonos la sardina mucho y como no podía ser de otra manera copiando hasta en los exámenes de religión.
Aún recuerdo cuando siendo un tierno adolescente pregunte desde mi más cándida inocencia sentado en las rodillas del profe de religión:
–  ¿Oiga don Cirilo, para que sirve estudiar religión y tal?…
–    Quizá ahora no le encuentres sentido jovencito, contestó con voz dulce mientras acariciaba mi pelo, pero seguro que dentro de unos años cuando seas mayor necesitarás una mano amiga que te ayude a caminar, te reconforte el espíritu,el alma y el ojete (esto último lo dijo susurrando como entre dientes, sin apenas darle importancia). No busques el significado de la vida, debes tener fe y todos tus problemas se solucionaran. Para eso sirve estudiar la palabra del señor…ah, por cierto, te gustan las películas de gladiadores?
–    Vale, pero…¿para que sirve estudiar religión? y…¿por qué tengo que sentarme en sus rodillas?
Aquella conversación podía haber durado horas pero termino de manera abrupta cuando el tío me ofreció un caramelillo que tenía para mi en su bolsillo. Metí la mano para obtener la golosina pero allí no había ni caramelo ni bolsillo ni nada, lo que quería el muy tunante era que le tocase la pirula, menudo pájaro!!! (Dedicado al Sr. Pústula Maligna en su despedida. Adiós amigo te echaré de menos, no me quedará mas remedio que dominar el mundo a mi solo)
A qué viene ahora toda esta mierda te preguntarás, pues bien, la canción “Half a Person” siempre ha sido una de mis favoritas, no solo porque es muy bonita por decirlo de alguna manera, sino porque siempre me ha servido para explicar todos los sucesos de mi historia personal desde que la escuche por primera vez allá por 1987. Si me pasaba algo siempre podía decir: “…esa es la historia de mi vida” más o menos “the story of my life” que Morrisey repetía hasta la saciedad y me quedaba más ancho que pancho. Que cogía un pedo del 15 y perdía los zapatos, pues nada “esa es la historia de mi vida”. Que me iba a Albacete para hacer el examen del copón , me pasaba 5 días muerto de asco y luego me suspendían por saber demasiado, pues eso: “…esa es la historia de mi vida” y así sucesivamente.
He de confesar que mi nivel de inglés me llega lo justo como para defenderme en un burdel de Birmingham o Southampton y meterla en adobo, de ninguna manera para traducir una canción. Pero sin darme cuenta cometí un grave error. Siempre he respetado mi norma no escrita de no traducir las canciones que me gustan por si acaso me llevaba una sorpresa, pero qué podía pasar, era Morrisey, era imposible que pudiera decepcionarme. Craso error amigo, craso error. Aproveché que un ser amable se había molestado en traducirla creando un maravilloso video en el You Tube y me dispuse a verlo. He de decir que la decepción fue de proporciones bíblicas y lo peor de la situación era que ahora tenía la duda de si todas las canciones de los Smiths serían igual de perreras (kennels o perrers).
No fueron al principio santos de mi devoción pero me fui haciendo mayor y ya se sabe…
Ahora es cuando ves el vídeo y lees atentamente la traducción al castellano.

Noooooooo, pero que es estoooooooooooooooooo, Morriseeeeeeeeeeeeeeey eres un cabrón, esta canción es lo puto peor. Como te coja te destruyooooooooooooo. No volveré a escuchar a los Smiths, seguro que Jimmy Somervill en Bronsky Beat o los Comunards tenía canciones mejores que las tuyas hablando sobre temas normales que le ocurren a jóvenes heterosexuales y yo no le hacía ni caso por bujarrilla. Desde mi más respetuosa opinión: ¿qué puta mierda de canción es esto?
Que te llame morboso, qué te llama pálido…? Tú estás muy jodido Morrisey, Cómo puedes empezar una canción pidiendo que te insulten tío depravado. Encima no lo tienes claro, qué prefieres morboso o pálido? Hombre yo la verdad, si me dan a elegir preferiría que me llamarán pálido como a Poch (el chico más pálido de la playa de Gros) pero lo tuyo no tiene nombre.
Así que has estado seis largos años siguiéndole la pista, eh? Pues que sepas que tampoco es que te hayas esforzado mucho por encontrarla, eh pajaro! Tú ya me entiendes Morrisey.
Si te bastan 5 segundos para explicar la historia de tu vida, estamos jodidos. Una de dos, o tu vida es muy triste o estuviste recluido en un bunker con tu hermana durante tu infancia y/o adolescencia por movidas de esas de la guerra atómica y no te pasó absolutamente nada.
Si sigo leyendo con detenimiento la canción compruebo para mi disgusto que cada vez es peor si cabe. La historia de tu vida no es triste, es un mojón.
Hay que hacer algo para ayudar a este desgraciado porque tiene el autoconcepto y la autoestima por los suelos. Que si pálido, que si morboso, patoso, tímido, cansino…etc ¿Me puedo quedar, me puedo quedar?…menudo cromo.
Pero lo más desconcertante de todo es la Y.W.C.A. (Asociación de Jóvenes Cristianas). No tengas ninguna duda que yo me hubiera apuntado gustosamente, es más , si todavía existe me apunto y si no es así soy capaz de crearla. Yo lo más parecido que recuerdo por aquella época de instituto eran los jóvenes adoradores nocturnos que se reunían los viernes por la noche en una parroquia cercana a mi casa para rezar, escuchar rock católico, beber quina Santa Catalina y esas movidas que tanto gustan a los jóvenes cristianos, pero eso es otra historia.
¿Vacante de friegaplatos? Así me gusta, ambicioso. No podrías preguntar si había vacante de ministro o de limpiapiscinas, no, tenia que ser de friegaplatos. Lo más gracioso es que mientras te labrabas un futuro como friegaplatos ella se quedó abandonada, y amargada. Y no me extraña porque le gustabas más cuando eras desesperadamente pobre. Claro, como ahora con tu sueldo de friegaplatos te puedes dar unos lujos que p´a qué pasas de ella.
Llegados hasta este punto, pienso que será mejor dejarlo aquí porque me están entrando ganas de destruir cosas.
Al hacer referencia a mi pasado adolescente, algo se ha removido en mi interior, me ha hecho reflexionar y he llegado a la conclusión que mi mundo, el que yo pensaba estaba sujeto por una sólida base de principios morales y recuerdos de juventud, es una farsa, una astracanada. Las cosas que yo creía geniales hace tiempo, resulta que con el paso del mismo son una gran deposición. Es posible que me esté haciendo mayor, lo cual hace que  me replantee muchas cosas. A menudo escucho a mucha gente rememorar los años 80 con nostalgia y hablar de esa época como si hubiera sido la hostia. En parte puedo reconocer que no estuvo mal la cosa, podría haber sido peor, pero mirándolo desde una perspectiva actual, para que negarlo, los 80´ fueron una puta mierda y me propongo demostrarlo. A partir de ahora derrocharé mi esfuerzo en balde para probar mis palabras…(CONTINUARA)

P:D: Otra canción de los Smiths que siempre me ha gustado es “This Charming Man”, pero algo me dice que no la traduzca porque me puedo caer muerta en la bañera. No me hagais mucho caso pero creo que va de una relación un poco gay entre un jovenzuelo y un señor mayor que va en un coche.

https://www.youtube.com/watch?v=iyg_J6d8zBo

(PINCHA SOBRE ESTE ENLACE SI QUIERES VERLA, YO NO ME ATREVO)

Apadrina a Morrisey, ha pasado una juventud muy penosa. Que puede haber más bonito que la sonrisa de un cantante con camisa estampada.


YO MORIRÉ EN LISBOA…(Una bonita historia de amor y mierda basada en hechos reales)

PRIMERO FUE ”LA DESAFORTUNADA VIDA DE FRANCISCO NALGAPOCHA (UNA HISTORIA DE MIERDA)” DESPUES “LA ESCALA DE HECES DE BRISTOL, MENUDA MIERDA…” Y AHORA PARA TERMINAR LA TRILOGIA Y DE PASO CELEBRAR EL 4º ANIVERSARIO DE LASANDALIADELPESCADOR ME COMPLACE PRESENTAR “YO MORIRÉ EN LISBOA (UNA BONITA HISTORIA DE AMOR Y MIERDA)

Yo moriré en Lisboa, en el confín del mundo, por calles que Pessoa aclimató a su rumbo. Y me verán temblando, con música de fado, y esa tristeza boba de ciego enamorado…

   – Espera, espera un momento…Pessoa, música de fado? Pero que mierda es esto? no iras a soltar un truño culto de esos que tanto te gustan y que no interesan a nadie, verdad?
– Pues no, no era esa mi intención, pero si no me interrumpes estaba a punto de contar mi alucinante viaje a Lisboa en la Semana Santa de 1999.
– Ah, aquel en el que casi te cagas encima en medio de la Plaça do Comercio?
– Correcto, ese mismo.
– Vale, puedes continuar, ibas por eso de no sé qué movida de ciego enamorado…

Oh Portugal por que te quiero tanto, por qué, por qué se maravilla quién te ve… Cartel anunciador
Hacía tiempo que me merecía unas vacaciones como dios manda en un bonito lugar donde descansar, poder contemplar monumentos históricos y comer bacalao hasta la hartura. Sabias que en Portugal se vanaglorian de tener tantas recetas de bacalao como días hay en el año? Si amigos, los portugueses son capaces de comer bacalao con recetas diferentes durante 365 días seguidos, que digo yo que si no les apetecerá comer algo distinto…y lo que es peor, cómo les debe oler la boca? Si me obligan a comer bacalao dos días seguidos, elijo la muerte.
Al pasar por delante de un escaparate de una agencia de viajes un cartel llamó poderosamente mi atención ”Semana Santa en Lisboa” se podía leer sobre la imagen de una mujer con abundante bello facial vestida con un traje típico portugués. No se me había ocurrido este destino porque en un principio pensaba en un lugar tipo Matapolculo de Liébana, Minglanilla, o Mesopotamia (yo siempre he sido mucho de Mesopotamia) pero ahora lo tenía meridianamente claro, mis vacaciones serían en Lisboa, además, para que negarlo, estaba tirado de precio.
Menudo Planazo: viaje en autobús con mi novia y unos amigos para pasar cuatro días de ensueño en la maravillosa y cosmopolita capital lusa…
Miércoles 31 de Marzo de 1999 21:00 horas. Allí estábamos esperando al autobús cargados de ilusión y de maletas. Llegó un poco tarde, pero el ánimo nos cegaba, que más nos daba salir un poco más tarde de la hora convenida. Una vez depositados nuestros bultos en el maletero, por fin subimos al autobús. Nos acomodamos en aquel auto pullman de lujo y no dispusimos a comenzar unas vacaciones que no olvidaría jamás.
Después de más de dos horas recogiendo gente de los lugares más recónditos de la geografía asturiana, el autobús puso rumbo a Portugal. Ya era noche cerrada cuando para nuestro regocijo el señor conductor de primera tuvo a bien ponernos una película de vídeo. Qué bien, pensé para mis adentros, así viendo una película me distraeré un poco, me entrará el sueño y el viaje se me hará más corto. Es legendaria mi incapacidad para dormirme en un bus, lo juro.
La cosa, al principio, no comenzó bien del todo cuando nos pusieron en el vídeo una puta película, grabada de la tele un sábado por la tarde, de esas de vaqueros rancios del año catapún al alto la lleva que no le interesaba ni a José Luís Garci. Esto lo digo porque José Luis iba sentado en los asientos de atrás, por lo de fumar y eso, e iba el tío roncando con la película de los cojones que le llamaron la atención y todo al muy cabrón. (Este dato no está contrastado pero que conste que había un señor muy parecido. Si no era JoseLuisGarci que baje dios y lo vea). La peli iba de un vaquero muy bueno y muy guapo al que por alguna razón, que por razones obvias no recuerdo, una banda de tunantes le querían buscar la ruina. Al final el vaquero guapo mata a todos los malos y se queda con una putilla del saloon. El argumento, para que negarlo, era una puta mierda y los actores no los conocía ni su padre. Que tiempos aquellos cuando ibas de excursión y te ponían “Los albóndigas en remojo”, “Golpe en la pequeña china” o “Howard el pato” esas si eran películas con calidad coño.
Cerca de la 1:00 de la madrugada por fin terminó la película y se hizo el silencio. Polvo, sol, fatiga y hambre, por los campos de Casilla el autobús cabalga. Atravesamos la frontera con Portugal como furtivos, nadie nos paró ni nos revisó el equipaje ni nada. Desesperadas horas después hicimos la primera parada para hacer pis y lo otro. Ya quedaba poco para llegar a nuestro destino.
Jueves 1 de Abril de 1999 9:00am
Sobre las 9:00h arribamos al Hotel, nos inscribimos, dejamos las maletas en un lugar seguro y nos fuimos a dar una vuelta por las inmediaciones. No es que estuviéramos ansiosos de explorar el territorio, simplemente es que la habitación no nos la daban hasta pasadas las 12:00.
Después de instalarnos y descansar un poco, salimos a conocer la ciudad. Aquel día visitamos el Castelo de San Jorge y paseamos por la zona antigua de la ciudad. Pasamos casi todo el día fuera. Al regresar al hotel fuimos testigos de un acontecimiento memorable. Recordemos que aquella época estábamos en Semana Santa y por lo tanto época de Procesiones. Al atardecer, cerca del hotel cuando regresábamos comenzamos a escuchar un murmullo que se hacia cada vez más evidente, pronto se hizo ensordecedor. Por un lado de la calzada venía una furgoneta blanca marca Ebro, hasta ahí todo era normal, pero cuando la furgoneta pasó por delante nuestra pudimos comprobar FRAGUNETAasombrados que llevaba una gran cruz de madera, de varios metros de largo, atada a una de las puertas traseras, y más sorprendente aún, si cabe, era la caterva de beatos/as, de luto riguroso portando cirios, que seguían la furgoneta como si fuera el santo sepulcro motorizado. También iba un curilla presidiendo la procesión, que a decir verdad era el único que parecía medio normal…bueno, no. Como iba diciendo, ahí estaba yo perplejo viendo aquel cuadro de un montón de peña, todos vestidos de negro, persiguiendo una furgoneta con una cruz y repitiendo aquella salmodia hasta la saciedad “Oh Deus, eu estou tão feliz quando você me der a sua dor, agora me dê o seu amor também …” Más tarde me enteré que cantaban traducido al castellano “Oh dios, soy tan feliz cuando me das tu dolor, ahora dame también tu amor…”
Me fui a la habitación con cierto desasosiego y perplejidad, quién me iba a decir a mi que iba a contemplar semejante espectáculo. Aquella noche dormí a pierna suelta, no había pasado ni un día y la cosa prometía.
Viernes 2 de Abril de 1999 10:00am
Por la mañana cuando desperté seguía con la imagen de la furgoneta/pasodesemanasanta en mi mente. Es una verdadera lástima no guardar un documento gráfico de tan hondo espectáculo místico.
Después de desayunar de manera abundante salimos del hotel, hoy nos tocaba visita el barrio de Belem. Un bonito lugar a orillas de rio Tajo con unos cuantos de monumentos molones, a saber: la torre de Belem -como su propio nombre indica- , el monasterio de los Jerónimos o el monumento de los descubridores. Pero sin duda alguna, lo que más me gusto ese día fue descubrir la existencia de unos pequeños pasteles de crema conocidos como “pasteis de Belem”- como su propio nombre indica-. Pues si amigos, en ese momento la idea que yo tenía de Portugal y su gastronomía cambió para mi de una manera exponencial, que no se que significa pero suena muy culto. Pues eso, que cuando probé el primero de esos malditos dulces no me quedó más remedio que comer otro, y otro y luego otro más.
Después volvimos al centro de Lisboa montados en tranvía -es como el tren de la bruja pero sin que te den escobazos- si te digo la verdad de eso ni me acuerdo porque en aquel momento solo podía pensar en una cosa, bueno en lo de siempre y en más pasteles. No se cuantos comí aquel día pero seguro que la cantidad pasó a los anales de la historia de los comedores de pasteles.
Ya era de noche cuando regresamos al hotel después de una cena en un McDonalds mientras veíamos en una pantalla gigante un apasionante encuentro de fútbol entre el Futebol Clube Paços de Ferreira y el Gil Vicente Futebol Clube, menudo partidazo!!!
Aquella noche soñé con una furgoneta Ebro llena de pasteles de crema y en un montón de beatas macizas desnudas que me perseguían para quitarme los pasteles y darme lo mio y lo de mi prima. Nunca entendí aquel sueño, pero por lo menos me eché unas risas o eso creo.
Sábado 3 de Abril de 1999 12:00am
Nos levantamos tarde, incluso nos dio tiempo a retozar un rato, total, no teníamos prisa y el día anterior había sido agotador. Después de la ducha reparadora y vestirnos bajamos a desayunar. Aquella mañana tomé un frugal almuerzo compuesto por todo lo que había, dos veces. Después de ingerir en el bufet libre todo lo que un ser humano en plenas facultades mentales es capaz, sin morir en el intento, nos dispusimos a marcharnos. Cuando estábamos a punto de abandonar el comedor observé que habían repuesto la bandeja de pasteis de Belem que no había visto antes. Los muy cabrones me observaban y parecían decirme – cómeme, cómeme- por un momento me creí Alicia en el país de las maravillas. No podía evitarlo, era como una droga, tenía pasteles corriendo por mis venas y no los podía desperdiciar, así que volví sobre mis pasos y caí de nuevo en la tentación. No recuerdo cuantos pasteles me metí entre pecho y espalda, pero fijo que docena y media cuando menos, no podía ser de otra manera, además aquellos eran gratis.
Al rato salimos del hotel, hoy nos dedicaríamos a visitar el centro de Lisboa. Teníamos pensado cenar en un restaurante con una estrella michelín y todo. Salimos del metro y enfilamos la calle comercial. Me llamó mucho la atención todos aquellos músicos callejeros. Si, eran rumanos tocando el acordeón. ¿Te has dado cuenta lo que alegra la música de acordeón? A mi me trae nostalgia de tiempos pretéritos. ¿Quién no recuerda a Miliki, Mº Jesús y su acordeón, incluso Chanquete el pícaro marinero?. Recordarlo y ponerme a llorar es todo uno…Pues bien, resulta que la calle, digamos que principal de Lisboa, estaba llena de rumanos tocando alegres melodías de ayer y de hoy con sus relucientes acordeones. Todos estrategicamente situados con la separación adecuada para no pisarse el sonido unos a otros. Es como si los hubieran colocado desde una furgoneta de esas que ponen los pivotes en la carretera cuando van a pintar las lineas. Te imaginas que por la mañana temprano pasase una furgoneta y un operario del ayuntamiento fuera poniendo a cada rumano en su sitio sin que la furgoneta parase la marcha? Como iba diciendo, estaban todos colocados a una distancia adecuada para que en ningún momento se mezclara el sonido del acordeón de un fulano con el anterior ni con el posterior. Era una especie de hilo musical en la calle, no había ni un breve silencio. No quiero que se me malinterprete, no tengo nada contra los músicos callejeros ni contra los rumanos, sin ir más lejos los músicos callejeros me gustan tanto o más que Fil Colins. Yo sería feliz si un día me encuentro a Fil Colins tocando en la calle, creo que podía morirme tranquilo, eso si, le echaría primero unas monedas y luego le daría tal somanta de palos que le iba yo a quitar las ganas de vivir y de tocar más en la calle. Pero eso es otra historia.los pasteles de la muerte
Después de un agradable paseo por la zona, subido al Elevador de Santa Justa Klan y mirado los escaparates de las tiendas por la Rua Augusta, nombre que recibe la famosa calle lisboeta, nos dirigimos al arco de entrada a la Plaça do Comercio. Pasaban unos minutos de las 17:00 hora zulú y algo parecía no ir bien, algo iba a suceder, lo presentía. Se estaba fraguando la tragedia.
La situación era desesperada, reconozco que los pasteles de crema de Belem están muy ricos, pero son altamente perniciosos para la salud .Sábado santo, media tarde en una popular plaza de Lisboa y los jodidos pasteles de Belem querían salir a toda costa. Es una ley física basica: todo lo que entra sale. Aceleramos el paso para encontrar algún sitio donde poder aliviarme y aliviar así de paso a mis acompañantes victimas de mi mal humor asociado a mi tormenta estomacal.
No había ningún establecimiento cerca donde poder evacuar, porque el lugar donde nos encontrábamos estaba rodeado por edificios administrativos y museos que por ser festivo permanecían cerrados. La tesitura no planteaba perspectivas halagüeñas, y la posibilidad de hacer caca en la plaza del ayuntamiento comenzaba a tomar forma en mi cabeza, pero la simple idea de ser sorprendido por un policía municipal de la ciudad lisboeta me sobrecogía. Ya me veía siendo deportado de Portugal por marrano y lo que es peor, cómo le contaba yo a un juez que estaba cagando en la calle por necesidad. Lo mismo se creía su señoría que era un depravado o un degenerado o ambas cosas a la vez. ¿Qué pensaría mi madre cuando saliera en el telediario esposado con las manos en la espalda y con los pantalones y calzoncillos por los tobillos? No podía permitir que sucediera esto. Tenía que tomar una decisión y debía hacerlo pronto. Respiré hondo, me armé de valor y me tranquilicé. Pregunté a mis acompañantes si llevaban el móvil (Alcatel one touch easy, lo juro) y concretamos un lugar de reunión por si nos perdíamos. La estatua ecuestre que hay en medio de la plaça do Comercio parecía el lugar más adecuado, sino ya nos veríamos en el hotel más tarde. Dicho esto solo me quedaba echar a correr rezando que por casualidad encontrará un bar o cafetería abierta para cagar. Aquel día corrí como no lo había hecho nunca antes, corrí como Dennis Quaid en “Muerto al llegar”; corrí como Forest Gum, corrí por mi vida, corrí por mi y por todos aquellos que alguna vez se han cagado encima o han cagado en un portal aunque ahora lo nieguen. Después de correr como si no hubiera mañana por fin vi aquel establecimiento hostelero, por llamarlo de alguna manera. Semejante antro tenía aspecto de haber pasado por épocas mejores. Tenía una especie de terraza con dos mesas. Una estaba vacía, la otra estaba ocupada por una vieja entrada en carnes con una falda de tubo negra y una camiseta de rayas rojas y blancas horizontales, la típica prostituta que aparece en las películas de marineros acompañado por un señor enjuto con bigote y un aspecto sumamente desagradable que bebía vinho verde do gatao hasta perder el sentido. Entré en el bar como alma que lleva el diablo, me dirigí educadamente al camarero para pedir una consumición. No me gusta ser descortés y si voy a utilizar el baño por lo menos tendré que tomar algo, digo yo. Una vez pedida la consumición, que por razones obvias no recuerdo (supongo que conociendo mi categoría pedí un Manjatan o un cosmopolitan o no mejor, un dry martini agitado no revuelto) vi un letrero con una flecha que indicaba hacia la toalete (váter en portugués) un piso más abajo. Bajé las escaleras de cuatro en cuatro, me adentré en aquel retrete de reducidas dimensiones y con puerta plegable de corredera para economizar espacio y por si faltaba algo, no tenía pestillo. A mi ya todo me daba igual. Sujete la puerta con una mano por si por mala fortuna algún infeliz, la abriera y encontrara la muerte. Me puse de cuclillas y pegue la cagada de mi vida. Aquel infausto día el Tajo aumentó su volumen varios metros.
Mientras deponía abundantemente, por que negarlo, por un momento fui consciente de que parte de mi se estaba quedando en la capital lusa y que para siempre estaríamos unidos por un lazo invisible, algo místico. En aquel preciso instante recordé el estudio del Dr. Duncan MacDougall quien al comienzo del siglo XX había realizado una serie de experimentos para probar la pérdida de peso provocada supuestamente por la partida del alma del cuerpo al morir. Estudio en el que se basó Alejandro González Iñárritu para el argumento de su película “21 gramos” . Yo en aquella ocasión no morí, o eso creo, pero de lo que si estoy seguro es que perdí algo más de 21 gramos.
Salí de aquel baño como una nueva persona, había estado en los umbrales de la muerte, toda mi vida pasó en un instante ante mis ojos; mi primer viaje, mis primeros aplausos, mi primer trabajo que duro fue, mi primera amiga, mi primera canción, mi primera colonia…Subí las escaleras, aún me temblaban las piernas, me dirigí al camarero pagué la consumición que no tomé y salí a la calle. Allí me esperaban mis amigos//as. Caminamos en silencio durante un rato, yo no me atrevía a decir nada después del mal rato que había pasado y realmente parecían enfadados. Al cabo de un rato ya estábamos de vuelta en la plaça do Comercio junto a la estatua ecuestre de José I de Portugal (apodado el Reformador le llamaban a sí porque se dedicaba a la reforma de interiores o algo así, me lo explico un portugués pero entre que no le hice mucho caso y hablaba un poco raro…) No recuerdo que hora era, para romper el hielo les pregunté si todavía tenían ganas de ir a cenar al restaurante de la estrella michelín. El sitio estaba bien, no había nadie, no se si por ser temprano o por que aquello era una taska perrera, lo cierto es que allí nos quedamos. yo la verdad es que tenía ganas nada más que de morirme, pero ya les había jodido la tarde y por lo menos que disfrutasen un poco de la cena, pobrecicos mios. Me hubiera gustado ponerme como el tenazas pero no pude comer más que pescado a la plancha y una infusión de limón por si acaso me entraban otra vez ganas de hacer de vientre.

Era tarde cuando salimos de cenar, por lo que decidimos volver en taxi para no tener que andar mucho hasta el metro. Caminamos hasta la parada más cercana y nos subimos al primer coche de la fila. Yo iba sentado cómodamente en el asiento trasero junto con las dos chicas, delante se sentó mi amigo el Yuti.
NOTA (Esta conversación se produjo en una mezcla de portugués, castellano y asturiano en un taxi en Lisboa cerca de la media noche. La traduzco totalmente al castellano para que gane en matices y esas mierdas…)
– Buenas noches, le dijimos educadamente al conductor negro como un tormento.TONTOLABA
– Buenas noches. contesto el baranda. ¿A dónde les llevo?
– Llevemos al Hotel da Porra.
– Muy bien, iremos por la Avenida da Liberdade hasta llegar a la glorieta de Marques de Pombal y de ahí a su hotel, será un momento.
– ¿De dónde son ustedes? Preguntó.
– Somos españoles, bueno más concretamente asturianos.
– Ah españoles, muy bien. Por si no lo saben yo viví en La Coruña.
– A mi que hostias me importa donde has vivido tu, tío pesado. Pensé para mi. Pero solo acerté a decir, ah si, pues que bien.
– Saben quien era el Marques de Pombal.
– No, contesté desde el asiento de atrás, pero seguro que nos lo vas a decir, ¿verdad?
– El Marques de Pombal era…
– No te digo el brasa.
– …Primer ministro del rey Jose I, se le considera una de las figuras más controvertidas y carismáticas de la historia portuguesa. Representante del despotismo ilustrado en Portugal en el siglo XVIII, vivió en un   período de la historia marcado por la ilustración, y desempeñó un papel fundamental en el acercamiento de Portugal a la realidad económica y social de los países del Norte de Europa, más dinámicos que Portugal. Inició con esa idea varias reformas administrativas, económicas y sociales. Acabó en la práctica con los autos de fe en Portugal y con la discriminación de los cristianos nuevos, a pesar de que no terminó oficialmente con la inquisición portuguesa, que se mantuvo en vigor de jure hasta 1821.
– No te jode el erudito de los cojones, para un taxista que sabe leer, nos tenía que tocar.
– Pues nosotros somos asturianos, terció el Yuti. Del norte de España justo al lado de Galicia.
– Ah Galicia, muy bien. Saben que yo viví en La Coruña?
Nadie contestó por no darle pie al cansino.
– Pues eso, dijo el Yuti, nosotros somos asturianos y falamos n´asturiano. La llama independentista se encendió en aquel coche…
– ¿Ustedes creen en dios? Nos espetó a bocajarro, pasando por completo del tema nacionalista.
– Esto, eeeeh, no se, no lo tengo muy claro. Contesté.
– ¿Y en Jesucristo?
La conversación se tornaba hacia unos derroteros un tanto extraños, que por que no decirlo me encantan.
– Pues para ser sincero, ni creo en dios, ni en Jesucristo ni en el espíritu santo ni en la madre que los parió.
– Somos asturianos, continuaba glayando Yuti
– Pues Jesucristo está en todas partes, continuó. Jesucristo está aquí, señalando un cenicero lleno de colillas. Jesucristo está acá y a continuación abrió y cerró la palanca del aire caliente, Jesucristo es como el aire (AH,AH,AH, es como el aire, AH,AH,AH pegado a ti). Si, Jesucristo está aquí también, está vez señalaba el cuenta kilometros.
Los tres contemplábamos atónitos a aquel taxista de color negro que nos daba la chapa con Jesucristo. A esas alturas nadie se atrevía ya a decir absolutamente nada, no fuera a ser que empezara a decir eso de “ You talkin’ to me? y nos sacara una pipa para atracarnos o cualquier otra cosa mala.
El fulano siguió contando sus movidas, yo hacía rato que no le hacía caso y me había puesto a meditar en lo sucedido aquella tarde. Me refiero a lo de cagar y eso.
El Yuti seguía en sus trece de convencer al fulano que eramos asturianos y él no se cansaba de decir que había vivido en la Coruña, imagino que compartiendo piso con su amigo Jesucristo.
Por fin llegamos a nuestro destino, pagamos la carrera y nos despedimos del fatigoso taxista. Aquella era la última noche en Lisboa, debíamos celebrarlo pero entre que teníamos que madrugar y que tenía el muelle un poco flojo, decidimos irnos para la habitación y por lo menos yo, olvidarme de aquel infausto día.
A la mañana siguiente nos levantamos al alba, después de la ducha recogimos el equipaje y a continuación bajamos a desayunar. Aquel fue el desayuno más triste de mi vida. Imagínate estar en el restaurante del hotel a la hora del desayuno con bufet libre y no poder tomar un desayuno normal a base de: café, tostadas, croasanes, zumo de naranja, beicón, empanada, morcilla de burgos, cochinillo, pan tumaca, campurrianas, sobaos pasiegos, casadiellas, morcón, yogur de pera y un largo etcetera, que triste, ¿verdad? Pues eso, me tuve que conformar con un té y una tostada de pan blanco por decir que metía algo en el estómago. A eso de las 8:00 hora zulú, nos subimos al autobús que nos había traído y abandonamos Lisboa con todo el dolor de mi corazón, desde entonces me consuela pensar que :”I left my soul in lisbon”.
El viaje de regreso fue lo normal, cintas de música perrera y películas que hacían merecer el Oscar a la de vaqueros que nos habían puesto a la ida. Al llegar a casa me senté en la cama apoyé la cabeza entre las manos y lloré, lloré amargamente pensando en lo frágiles que podemos llegar a ser. Por culpa de unos pocos pasteles, en realidad muchos, casi pierdo la honra haciendo caca frente al ayuntamiento de Lisboa y la honra amig@s mi@s es único bien más preciado que nos hace ser diferente a los demás. Puede que unos pasteles de crema te quiten la vida, pero jamás nos quitarán la dignidad…

Lo que en un principio debía ser un viaje de placer se convirtió en una gran cagada.
A día de hoy me consuela recordar que para bien o para mal, Jesucristo no está dentro de cada uno de nosotros, no; Jesucristo vive en un taxis en Lisboa.


UNA DE LOS BEATLES …

Por todo el mundo es de sobra conocida mi animadversión hacia la música popular y todo lo que rodea a ese universo de tunantes y holgazanes. Pues bien, por alguna extraña razón, que sinceramente desconozco, hace unos meses, más concretamente para mi cumpleaños allá por el mes de marzo, me regalaron un libraco del copón, cerca de setecientas páginas contando con pelos y señales todo lo relativo a los Beatles. Si amigos, un tocho de la hostia donde se narra de manera objetiva el qué, cómo, cuándo y por qué se grabaron todas y cada una de las canciones del grupo de Liverpool. Por motivos ajenos a mi voluntad dejé olvidado el ilustrado volumen para más adelante, aunque siendo sincero no tenía maldita la gana de leer semejante mamotreto. Durante muchos meses el jodido libro me vigilaba desde la estantería, yo evitaba siquiera mirarlo de reojo, pero sabia que los fab. four me observaban desde la portada en blanco y negro con sus extraños escorzos mandándome mensajes desde el más allá –sobre todo John y George- con la malsana intención de persuadirme para que lo leyera y así tener tema de conversación con cualquier entendido en la materia o con algún infeliz que se me pusiese a tiro dispuesto a recibir una brasa de proporciones bíblicas.
Los Beatles nunca fueron santos de mi devoción y he de reconocer que me costó, pero al final accedí y decidí leer el libro, aunque para ello muriera en el intento. Una fría mañana del mes de noviembre me armé de valor, cogí el libro de marras y me dispuse a comenzar a leerlo mientras hacia caca. Lo reconozco, comencé a leerlo, no porque me interesara lo más mínimo, básicamente porque ya me había leído todas las etiquetas del gel, el champú y el blanqueador anal que tenía a mano en el valer y yo si no leo algo no me concentro y tardo una eternidad en deponer. La verdad es que fue comenzar a ojear dos líneas y ahí va el Ebro. Me suele costar evacuar porque soy algo estreñido, pero descubrí que este libro obraba en mí el milagro de tal manera que era sentarme en la taza del váter, comenzar a leer e instantáneamente el perrete asomaba el hocico. Pero centrémonos en la historia porque de lo contrario divago más de la cuenta…todo-sobre-los-beatles
El libro cuenta los duros comienzos de la banda y sus viajes a Hamburgo, también narra la movida esa de cuando tocaban en Liverpool en un club llamado “The cavern”, de cuando echaron con cajas destempladas a su primer baterista Pete Best por petardo y cantamañanas. (Que no salga de aquí pero he estado investigando y he llegado a la conclusión que este fulano -Pete Best, que dicho sea de paso, no le conoce ni su padre- se hizo un cambio de sexo, se operó los ojos para dejárselos como un chinorris y después completó su venganza liándose con John Lennon y así joder el grupo desde dentro a base de malmeter. Queridos míos, por sorprendente que parezca, Yoko Ono no era más que el batería despechado que habían despedido para contratar a Ringo Starr, no por que tocara mejor, que lo hacía, sino por su belleza y atractivo físico. No me invento nada si os digo que los Beatles se separaron porque Yoko Ono se dedicaba a hacerle el lío al pobre JohnLennon con engañifas y embelecos; que si Paul dice que eres muy feo y esas gafas redondas te quedan como el culo, que si George dice que tienes micropene. Pero no se acababa ahí la cosa porque luego iba con el cuento a Paul y le contaba que John decía de él que le olía la boca a cloaca y que le gustaban las cojas. A George como era buena persona y le daba un poco de lástima, se limitaba en llenarle la funda de la guitarra con caca de gato y le engañaba diciendo que había sido JohnLennon. Siendo sinceros, que te llenen la funda de la guitarra o cualquier otra funda con caca de gato o con cualquier otro tipo de caca, molesta y mucho. A Ringo se limitaba a ignorarlo. El resto es historia… Pero continúo contando lo del libro porque le estaba cogiendo gustillo. Pues bien, resulta que una vez terminado de relatar los humildes comienzos del grupo en lo que podríamos llamar prologo, se metía en materia y narraba con detalle la historia de todas y cada una de las 211 canciones que habían compuesto y/o interpretado. Y ahí si que cambia la movida. Como he dicho anteriormente, a mi no me gusta la música pero cuando comencé a leer las canciones de su primer disco, recordé que posiblemente lo tuviera en el armario donde guardo mi colección de vinilos y cassettes. Lo busqué desesperado entre toda la morralla que aún conservo y allí estaba la cinta impoluta como cuando la robé en Simago hace la hostia de tiempo. (No me avergüenza reconocer este hecho delictivo básicamente porque al ser un hurto menor ya habrá prescrito y seguro que el señor Simago ni se acordará de tan infausto suceso, incluso se habrá muerto o algo) Como iba diciendo, allí estaba la cassette del “Please, Please Me” la primera grabación de unos imberbes Beatles. Al leer la historia de las canciones escuchándolas al unísono cambió por completo mi vida. Si brothers and sisters, he visto la luz y a partir de ese preciso momento ya no me hizo falta ir al excusado para seguir leyendo, ahora lo hacía libremente sin las ataduras de leer solo cuando iba a excretar. Ahora cualquier momento del día era bueno para conocer más curiosidades de mi grupo favorito de toda la vida desde ese preciso instante. Según iban pasando las canciones de los distintos discos la cosa mejoraba por momentos. Nunca creí que me fueran a gustar tanto los Beatles. Una cosa que me entusiasmó sobre manera del libro era un pequeño apartado, a modo de nota informativa, donde aparecían anécdotas interesantes de las canciones. Cosas del tipo; en la canción “Twist and Shout” se escucha claramente como JohnLennon dice “I´m a Rumber Girl” (Soy una rumbera) al comenzar el primer estribillo. Según algunos entendidos, entre los que me incluyo, es un mensaje satánico. Pero no se queda ahí la cosa no, en el tema “Love me do” en el minuto 1:23 se puede escuchar como Ringo se echa un pedo sin disimularlo con un redoble ni nada. Pa mear y no echar gota.
Ya llevaba más de medio libro leído, que se dice pronto porque yo lo máximo que he conseguido leer en mi vida fue una entrevista que le hicieron a Nadiuska en un Interviú de septiembre de 1979 y eso porque salía en bolas que si no de qué? Pues bien, como iba diciendo, ya llevaba más de medio libro leído cuando unos negros nubarrones se cernieron en mi mente. Comencé a pensar en qué había hecho el bueno de JohnLennon para que un perturbado le disparara en cinco ocasiones con la intención de matarle o algo peor, cosa que al final ocurrió. Flash Back: 8 de diciembre de 1980, allí estaba desayunando, mientras escuchaba la radio que mi madre tenía puesta en la cocina para escuchar a Luis del Olmo, creo. Lo recuerdo como si fuera ayer. En un momento dado el locutor dio la noticia de la muerte de JohnLennon a manos de un zumbao que le disparó por la espalda en varias ocasiones. La verdad es que la noticia me dejó cierta desazón porque yo sabía quien era aquel fulano que había muerto, era una de las caras que aparecían repetidas en la portada de aquella cinta que mi hermano había robado en Simago (que le voy a hacer yo si teníamos las mismas aficiones), donde salían John, George, Paul y Ringo repetidos varias veces sobre un fondo azul, y que tanto me gustaba. Si, me refiero al A Hard Days Night . A Hard...
Más tarde en el telediario dieron todos los detalles y el curioso caso del asesino que después de matar a JohnLennon se sentó a esperar a la policía para entregarse mientras leía un ejemplar de la novela “El Guardián entre el Centeno”. Ese dato se me quedó grabado en mi mente para siempre.
Han tenido que pasar treinta y pico años y comenzar a leer este libraco de los Beatles para que me entre la curiosidad y me interese la lectura de “El guardian entre el Centeno” que tan relacionado está con desequilibrados en general y asesinos de gente en particular. Mark David Chapman, como se llama fulano que mató a JohnLennon o John Hinckley Jr, quien estuvo a puntito de cargarse a RonaldRigan, CharlesManson, Lee Harvey Oswald, presunto asesino de JFK y Sirhan B. Sirhan, quien fue arrestado por el asesinato de Robert F. Kennedy, todos ellos confesos de haber sido influenciados fuertemente por “El guardián entre el centeno” Incluso el mismísimo hombre del saco está relacionado, porque digo yo que tendrá tiempo para leer el hombre del saco cuando no está secuestrando a personas o haciendo lo que sea que haga. Pues nada, llegado hasta este punto no me quedó más remedio que leer el libro de marras. Busqué una edición barata por internet (3€ incluidos los gastos de envío) y a los pocos días estaba enfrascado en la lectura de un libro que habían clasificado como escandaloso, incluso había sido prohibido en algunos países y todo. Las razones principales por las que este libro fue criticado son su lenguaje ofensivo y sus referencias al tabaco, el alcohol y la prostitución. Los críticos ven al joven protagonista como un instigador de masas.
Más o menos la historia va de un adorable adolescente muy perdido en todos los sentidos que echan de una escuela pija por suspender cuatro asignaturas-habrá que joderse- y se va de marcha NY antes de volver a casa y darles a sus padres el disgusto de su vida, como si no conociesen al muy cabroncete. Holden Caulfield, como se llama el chaval, no es más que cretino que odia a todo el mundo y está lleno de mezquindad, que le pone pegas a todo y que se cansa mucho porque se pasa la noche bebiendo, fumando y sin parar de maldecir. En realidad no es más que un pringao que le da de hostias un chulo putas, no moja el churro ni pagando y no le petan el culo de milagro. A él solo le interesa saber a donde van en invierno los jodidos patos de un estanque de Central Park. Es una especie de “Solo en Casa” pero con Macaulay Culkin de mayor y más vicioso, o igual.
Desde mi punto de vista, la novela no es muy realista que digamos porque el tío anda por la ciudad de madrugada sin ningún problema cuando todos sabemos que New York está lleno de taxistas tarados que te preguntan si les estás hablando a ellos y luego te encañonan con una pistola. En condiciones normales a un chico blanco con una gorra de caza de color rojo que camina solo por la ciudad de madrugada lo más normal es que dos negros empapados en crack le enseñen el sentido de la vida con un soplete y un par de alicates.
Después de leer el libro con rigurosidad para comprobar si encontraba alguna clave oculta que aclarará por qué a los perturbados que matan gente les gusta tanto este libro, teniendo en cuenta que el 100% de las personas que han matado a JohnLennon leyeron este libro por lo menos una vez, llegué a la conclusión que desde mi más humilde opinión  es una puta mierda.
La verdad sea dicha, a mi no me entraron ganas de matar a ningún músico famoso, no niego que en algún momento del libro no quisiera darle un par de hostias a Phil Colins, pero se me pasaron pronto, lo que ocurre es que para darle una somanta de palos al ex-batería de Génesis no me hace falta leer “El Guardián entre el Centeno”, con echarle un vistazo a un “Don Miki” o al “Casa y jardín” ya me vale, incluso sin leer nada. Pero esa es otra historia.
Para terminar y a modo de consejo, si alguna vez te ves en la tesitura de tener que elegir entre “Todo sobre Los Beatles. La historia de cada una de sus 211 canciones” o “El Guardián entre el Centeno”… amig@ mi@, apuesta por el R&REl guardian entre el centeno

P.D: No se si sabéis que a George Harrison también le agredieron y le dieron tal tunda que le quitaron hasta las ganas de vivir, no lo mataron de milagro. Lo que pasa es que el que entró en su casa con intenciones más que reprochables no se había leído el libro aunque decía que si y ya se sabe si quieres ser un tío muy chungo o te lees “El Guardián entre el centeno” o no llegarás a delincuente famoso y eso.
Lo que queda meridianamente demostrado es que los malhechores saben con quién meterse. Te imaginas entrar a robar a casa de Paul McCartney y que te sorprenda de madrugada con los rulos puestos y una bata de seda transparente que le deje ver el ciruelo y a continuación que se ponga a tocar al piano del amanecer todo su repertorio, que si yesterday, hey jude, let it be… no quiero ni pensarlo.

Esta y otras historias aparecen en: http://pentian.com/book/fund/1449