Archivo de la categoría: Literatura chunga

SAN GAMBITERO DE PALAMÓS (21-07-2018)

San Gambitero de Palamós. De familia adinerada, desde muy joven sintió que la vida no tenía sentido. No daba un palo al agua, jugaba a los naipes, bebía, fornicaba a diestro y siniestro, incluso mataba gente. En poco tiempo dilapidó la herencia de sus padres y pronto vagó por las calles mendigando un chusco de pan. Cuando estaba a punto de morir de inanición, gonorrea, sífilis, purgaciones, clamidia, herpes genital  y mal de los rastrojos, unos monjes de un monasterio le recogieron y le cuidaron hasta que se recuperó. Para agradecerles su ayuda se unió a ellos y decidió  dedicar su vida a ayudar al prójimo. El papa Tricomoniasis XXIII le santificó el año 1453. El día de su muerte arrojaron sus restos a un pozo de agua potable y contagió de cosas chungas a toda la población.

santos-molestos-700x438

 

Anuncios

SANTA HANABELLE DE KACALONGE (20-07-2018)

Santa Hanabelle de Kacalonge. De familia desagradable, fue abandonada por su novio el día de su boda, lo que la trastornó de tal manera que durante años quedó recluida en una habitación de reducidas dimensiones alimentándose únicamente de bocadillos de chistorra cacereña que le traía su tía Paquita, la de Don Benito. Aumentó su masa corporal de manera desproporcionada, y dejó cuidados los íntimos y la higiene personal a su suerte.  Un buen día salió de su encierro voluntario y decidió vengarse de los hombres por todo el sufrimiento que le habían infringido. Se enfundó en licra y salió en busca de sus víctimas masculinas. Los seducía con sus encantos y a la hora de la copula los eliminaba cual mantis religiosa a base de aplastarles la cabeza con sus senos y asfixiarlos con el hedor de su chumino. Fue prendida por la  Policía General de Vigilancia y Seguridad Pública del Reino y condenada a cadena perpetua. Desde un primer momento se  mostró arrepentida por los hechos que se le imputaban y gracias a su buen comportamiento, salió de la prisión pocos años después. Posteriormente ingresó en un convento de carmelitas calzadas con bambas  y se dedicó a ayudar a los necesitados y a consolar a los enfermos. El papa Choto IV la santificó el año 1875. Tiraron sus restos a un pozo negro que taponó como era de esperar.

gordas-flacas-10


SAN POYATOS DE VERGANZA MARTIR (19-07-2018)

San Poyatos de Venganza mártir. Encontrabase  fray Poyatos  orando absorto de madrugada en la capilla del monasterio cuando se fijó que un cirio de grandes dimensiones por efecto del calor del fuego se había ido esculpiendo con la forma de un  falo enorme. En ese preciso instante comprendió que aquello era una revelación. Asió el gran pene de cera y se dirigió a una casa de lenocinio cercano al monasterio para repartir justicia divina entre todos los pecadores que acudían a fornicar.  Entró a la fuerza en el lupanar y se dedicó a repartir golpes a diestro y siniestro con el pollón hasta que se lo arrebataron y le dieron tal somanta con la minga de cera que le quitaron las ganas de vivir, incluso le mancillaron el ojete con el troncho. Al volver al monasterio humillado y con la sensación de haber ido a por lana y salir trasquilado decidió regresar al lugar de los hechos y pegarle fuego purificador. El proxeneta del local acompañado de varios clientes hastiados de la actitud de fray Poyatos lo arrojaron al fuego y pereció al instante. El papa Morrongo XXX lo santificó el año 1543. Sus  cenizas fueron esparcidas en un urinario público.

SAN-JULIAN-MARTIR


SANTOS SMITH, PECK, MURDOCK Y BARRACUS (18-07-2018)

Santos Smith, Peck, Murdock y Barracus. Cada uno era de su padre y de su madre. Pertenecieron a  la orden de los Templarios.  En el año 1144 durante la segunda cruzada contra el infiel  fueron acusados de un delito que no habían cometido y encarcelados en una mazmorra. No tardaron en fugarse. A partir de entonces se dedicaron a ayudar a los menesterosos de los abusos de maleantes, mentecatos y facinerosos utilizando para ello cualquier tipo de técnicas, casi todas ellas ilícitas. Hasta su muerte fueron perseguidos  por el cardenal Lynch para llevarlos ante la justicia eclesiástica. El papa Hunt Stockwell los santificó el año 1323. Sus cuerpos fueron embalsamados y permanecen expuestos en los estudios centrales de Prado del rey.

el-equipo-a


SAN FLIPAS DE ONTENIENTE (17-07-2018)

San Flipas de Onteniente. De familia fiestera siempre iba a tope, siempre a tope. Iba a su aire, era underground. No se preocupaba por nada ni por nadie. Salía de marcha el jueves por la tarde y no volvía hasta el jueves siguiente por la mañana. Tenía muy disgustados  a sus preocupadísimos padres. Cierto día se comió unas pastillas que le ofreció un extraño con la cabeza calva a la entrada de un bar y cogió un colocazo del copón.   De resultas se le aparecieron el padre, el hijo, el espíritu santo,  incluso Torrebruno. Desde entonces se dedicó a ayudar a los pastilleros de la ruta del bacalao aconsejándoles espiritualmente donde pillar las mejores pirulas. El papa Chimo VI le santificó el año 1621. Tiraron sus restos a un váter de la discoteca Scorpia Central del Sonido.

clumb


SAN A. NORMAL DE CHINCHILLA (16-07-2018)

San A. Normal de Chinchilla. De familia normal, A. Normal siempre fue un chico normal. Buen amigo, mejor persona, limpio educado y cariñoso,  pero le gustaba enseñar la chorra a diestro y siniestro. Está actitud estaba muy mal vista en la edad media y como no podía de otra manera  la santa inquisición tomó cartas en el asunto y el mismísimo Torquemada se ocupó del caso.  Le pusieron fino a base de agarrarle los testículos a un carro empujado por bueyes, estirarle el pito  con un torno, meterle desnudo en la dama de hierro, ponerle enemas de salfuman y todo tipo de torturas y tropelías. Todas estas perrerías hicieron que A. Normal prometiera no volver a sacar el ciruelo en público. Una vez liberado y temeroso de dios se hizo monje y se dedicó a evangelizar y ayudar a los más necesitados. El papa Pumba VI le santificó el año 1333. Debajo del hábito siempre fue con la fuchinga a la fresca. (Pequeñas venganzas personales)

igor


SAN ATORRANTE DE MIRANDA DO DOURO (15-07-2018)

San Atorrante de Miranda do Douro. De familia lusa, siempre quiso volar. Se imaginaba lo libre que debía sentirse siendo como los pájaros. En el siglo XII aquella posibilidad aún era inimaginable, por lo que cayó en una profunda crisis de fe y se hizo monje de clausura adventista. Como los votos de pobreza, silencio, oración, ayuno y castidad le dejaban  mucho tiempo libre comenzó a investigar la manera de surcar los aires. Con engañifas y embelecos, arrojó a todos y cada uno de sus compañeros monjes desde el campanario del monasterio e hizo anotaciones al respecto. La confusa noticia de las extrañas muertes de toda la congregación llegó a oídos del papa que le nombró, equivocadamente a todas luces, prior por falta de candidatos. Él siguió con sus indagaciones, fruto de las cuales le debemos el invento de botafumeiro que llenaba de hachís, peyote, heroína y Linimento Sloan. Nunca llegó a volar, pero menudos viajes se pegaba el muy cabrón. Ni que decir tiene que su congregación era la más visitada por peregrinos de toda Europa el día que ponía a funcionar el aparato humeante. El papa Jonki IV lo santificó el año 1345. (A ver cómo  explicó  esto  para  que se  entienda). Con su cuerpo hinchado por la descomposición hicieron una especie de globo aerostático tapándole todos los orificios y metiéndole helio por el culo colocándole un corcho posteriormente para que no se saliera el gas. Al fin voló. Desde entonces se desconoce su paradero.

200px-San_Giuseppe_di_Copertino_18th_century_engraving


SAN CACAFUTE DE TACORONTE (14-07-2018)

San Cacafute de Tacoronte. Él nació de pie le fueron a parir entre algodón. Siendo aún  bebé le salieron estigmas en las nalgas y su padre pensó que aquello era un castigo del señor, por lo que le buscó un lugar para olvidarlo y siendo niño lo internó en un monasterio para infantes raros de cojones. Creció lleno de rencor al ser humano en general y a su progenitor en particular. Cuando cumplió los 33 cada noche salía del monasterio por una ventana y se dedicaba a dar con un palo a todos los viandantes que se encontraba por la calle para aliviar su sed de venganza. La gente de bien del pueblo, hartos de recibir palos a lo tonto y a lo bobo decidieron organizarse en patrullas ciudadanas. Una noche le prepararon una emboscada y le propinaron tal tunda que desde entonces eligió el amor y la palabra del señor. Abandonó el monasterio y se dedicó a predicar y a ayudar a los enfermos. El papa Muyayo IV le santificó el año 298. Su cuerpo fue arrojado por el cráter del Teide.

santo-domingo-de-guzman


SAINT GORDAKE OF GORDONSHARE (13-07-2018)

Saint Gordake of  Gordonshare. De familia obesa, este santo anglosajón  siempre fue muy delgado teniendo en cuenta los antecedentes de sus  antepasados. Durante unas vacaciones en un hotel en Tenerife sur, con todo incluido, era tanta su ansia por comer y beber more sangria, que se puso como un auténtico manatí. Llegó a pesar mil kilos. Una tarde, después de cenar fue a hacer caca  y le reventó literalmente el ano. En ese momento se le apareció el señor. Desde entonces ayunó y se dedicó a ayudar a los gordos menesterosos. El papa Purlón XVll lo santificó en el año 1648. Con su cuerpo hicieron morcón.

j327_iZ8_400x400


SAINT BIZARRÈ DU CONNERIES (11-07-2018)

Saint Bizarrè du Conneries. De familia alsaciana, siempre fue un niño un poco extraño, un poco ido, quizás trastornado. Siendo muy chico su madre le decía a su padre: “Fransuas, este niño no es muy normal”. Durante la adolescencia la situación no mejoró. Parece ser que padecía frotismo. Sus padres para evitar el bochorno de tener un hijo desviado decidieron ingresarlo en una orden de monjes de clausura para que no tuviera contacto con nadie. Al chaval no se le ocurrió nada mejor que restregarse el ciruelo con el Cardenal Richelieu en una visita que hizo a su monasterio. Por este desagradable hecho,  fue conducido a la prisión de La Bastilla y condenado a permanecer preso a perpetuidad. Allí conoció a un extraño personaje que llevaba una máscara de hierro que resultó ser el rey Luis XIV. Cuando los tres mosqueperros y Dartañan le rescataron, éste se acordó de su fiel amigo Bizarrè con el que compartió malos momentos y aunque se le refrotaba a la pierna siempre que podía, cosa que le incomodaba, le había cogido cariño por su inestimable compañía cuando más lo necesitaba. Una vez repuesto como rey, nombró a Bizarrè cardenal. Aunque éste  siguió frota que te frota, ayudó mucho a los necesitados y paupérrimos. Fue santificado por el Papa Frostis XII. Tiraron su cadáver al Sena.

santos-amor-peticiones-deseos-2016-san-expedito-600x891